lunes, julio 23, 2007

Updating again XD

A falta de experiencias dignas de bloggear, he decidido actualizar este espacio aunque sea con historias de ficción cortas, trataré de actualizar mas seguido en cuanto tenga mas historias en forma, por el momento, les presento *inserte aquí voz cavernoza* "El trayecto"


Iba yo manejando tranquilamente de noche por aquél tramo de carretera poco transitado, por precaución, había dormido toda la tarde para poder estar completamente despierto en el largo viaje que realicé.

La luz de los faros de un auto que venía en el carril contrario me permitió distinguir mediante el retrovisor una figura obscura en el asiento trasero de mi vehículo, y he de decir que eso me asustó sobremanera, pero para dejar de lado el miedo que sentía me puse a racionalizar que fuera lo que fuera, esa cosa estaba completamente quieta, y si hubiera querido hacerme daño ya lo habría hecho, y acto seguido descarté el asunto pensando que simplemente había sido una sombra creada por un juego de luces en la carretera.

Continué mi trayecto hasta que volví a encontrar otro auto en el carril contrario, cuyas luces incidieron sobre el asiento trasero de mi vehículo, e instintivamente volví a mirar por el retrovisor, la figura seguía ahí, inmóvil, demasiado quieta como para ser una persona, pues ni siquiera se apreciaba el movimiento de su respiración.

Seguí manejando cada vez mas nervioso, puesto que ahora estaba totalmente convencido de que no había sido mi imaginación, ya que esta vez las luces del otro vehículo iluminaron el asiento trasero el tiempo suficiente para que yo alcanzara a ver que la figura estaba envuelta en una especie de hábito, con la cabeza oculta por una capucha, "O tal vez si haya sido mi imaginación", me dije, "Puede que ya esté cansado y esté viendo cosas que no existen", y justo en ese momento, un trailer pasó con todas sus luces encendidas, y la altura a la que estaban estas hizo posible que alcanzara a ver el rostro de aquello que estaba viajando conmigo, o mas bien, pude ver donde se suponía que debía de ir el rostro, pues lo único que vi fué una calavera.

Tuve que hacer acopio de valor para no perder el control del vehículo y a pesar de que el asiento trasero volvió a estar a obscuras, yo podía distinguir con toda claridad la silueta de aquel ser, pues ya sabía que se encontraba ahí. Tratando de que el miedo no me venciera, me sorprendí pensando que una figura encapuchada con una calavera por rostro no podía ser otra cosa mas que la mismísima muerte, así que, controlando lo mas posible mi voz llena de terror, dije: "Pásese para adelante, que me gustaría preguntarle algunas cosas". Acto seguido, la silueta desapareció del asiento trasero, para inmediatamente reaparecer a mi lado, en el asiento del copilto y lo primero que se me ocurrió preguntar fué "¿Ya me toca?", a lo que el ser contestó con una voz profunda y serena: "No, aún no, sólo quería aprovechar el viaje".

No me atreví a preguntarle hacia donde se dirigía, puesto que a donde quiera que fuera, sería a ir a tomar una vida, y el ser, leyendo mis pensamientos, dijo:
"Nosotros no tomamos ninguna vida, sólo nos ocupamos de llevar las almas al otro mundo"
"¡¿Nosotros?!",pregunté sorprendido,"¿Existen varias muertes?"
"Habemos cerca de un millón",contestó la muerte,"Por muy sobrenaturales que los vivos nos consideren, sería imposible que una sóla muerte ayudara a cruzar a las miles de almas que dejan sus cuerpos diariamente".
"¿Y cual es su forma verdadera?",pregunté ya mas confiado sabiendo que aún no era mi tiempo.
"Nuestra verdadera forma",Comenzó la muerte,"Es inmaterial e imperceptible para cualquier ser vivo o alma recién liberada, debemos de materializarnos para poder realizar nuestro trabajo"
"¿Y por qué una calavera?",inquirí.
"Porque es la forma que es nos más fácil tomar",me dijo,"Podemos tomar formas totalmente humanas, pero eso nos exige una gran cantidad de energía, aunque a veces tenemos que hacerlo, pues ciertas almas recien liberadas sufren una gran impresión al ver a la figura clásica de la muerte acercándoseles, así que nos vemos obligados a tomar una forma menos amenazadora, para que la transición sea lo mas tranquila posible".
"¿Y a que se debe que yo pueda verle si aún no es mi momento?"
"Tengo la preferencia personal de materializarme poco a poco",dijo la muerte,"Es menos cansado de esa forma, pero tarda un tiempo considerable, así que comienzo a materializarme antes de llegar al lugar donde tengo que desempeñar mi función, además de que eres una de las pocas personas que pueden ver, aunque sea momentáneamente, a través del velo que separa al mundo material del espiritual".


En ese momento fuí disminuyendo la velocidad poco a poco, pues ya estaba entrando a una ciudad y poco antes de llegar a un semáforo, la muerte me indicó que me detuviera, puesto que es ahí donde tenía que bajarse, y a pesar de que el semáforo estaba en verde, me detuve, justo a tiempo para ver como el auto que iba frente a mi era embestido a una gran velocidad por otro auto que se había pasado el alto...
---------------------------------------------
ahí coméntenle

2 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buena historia, auqnue hasta pareciera que la muerte es huevona xD.

zero dijo...

me gusto aunque he comprobado que cuando se le quita el misticismo y el mistrio a situaciones asi la historia pierde algo. sin embargo la historia me parece original.